Reprogramación Mental

Partamos de un principio fundamental, “el subconsciente es más poderoso que el consciente,” hasta tal punto que si tú conscientemente deseas ir hacia la derecha y tu subconsciente está programado para ir hacia la izquierda terminas yendo para la izquierda. Según diferentes estudios psicológicos los Lapsus Línguae o los actos fallidos son una manifestación de ello; frases como las siguientes son muy comunes en nuestro día a día: “el subconsciente me traiciono,” “pensé en voz alta,” “se me trabo la lengua,” entre algunos “olvidos” frecuentes; son parte de manifestaciones subconscientes que en cierto modo han quedado automatizadas en nuestro interior y que en ocasiones emergen.

“Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú lo llamaras destino.” (Carl Jung). Sucede que el subconsciente es experto en registrar de manera fría todo lo que percibas o realices. Desde muy niños nos están y nos estamos programando continuamente y toda esa programación visual, lingüística, auditiva, kinestésica, vivencial, se graba en nuestro subconsciente, generando programas mentales, estos programas mentales generan pensamientos que de manera directa influyen en nuestros sentimientos. La suma de lo anterior motiva nuestra conducta; cuando nuestras conductas son repetitivas se convierten en hábitos y de acuerdo a nuestros hábitos a si será nuestro carácter para asumir nuestras interacciones y los retos que la vida misma nos plantea y esto permitirá tener o no éxito en lo que se realice.

Existen muchos casos de personas que perciben tener dificultades o bloqueos, ya bien sea para los negocios, en los estudios, miedos para emprender proyectos, en la relaciones interpersonales a nivel laboral; dicen sentir que no les va bien en la vida, etc. Evidentemente estos miedos, bloqueos o dificultades son producto de una mala programación mental. Pongamos dos casos como ejemplo:

Alberto de 42 años de edad, administrador y emprendedor, asistió a una de mis consultas con el objetivo de reprogramarse para el dinero. Antes de la consulta argumentó que no avanzaba en sus negocios, que el dinero se le iba fácilmente de las manos y en los momentos que iba a lograr avanzar en algún negocio este se le venía al suelo. 

 

Estando en estado hipnótico y al darle la orden a su mente subconsciente que se ubicara en el origen de esa dificultad, éste se ubicó en un recuerdo de su niñez cuando tenía 5 años de edad en donde le decía a su madre que cuando grande quería trabajar lo mismo que su papá para ganar mucho dinero, la madre de Alberto, una señora con creencias erróneas sobre el dinero, le decía que el dinero era malo porque era la perdición del hombre; esta creencia se había fomentado en la señora debido a la experiencia con el papá de Alberto, quien ganaba mucho dinero y su mayoría lo malgastaba en licor y en mujeres.

 

Una vez encontradas las causas que originaron la creencia subconsciente se procedió a descodificar esta programación, la cual Alberto había guardado a niveles subconscientes como dinero igual a perdición, lo cual a nivel inconsciente también le generaba temor, ya que a él le tocó ver de niño todas las escenas de dificultad entre su madre y padre, situaciones que reforzaron esta creencia imprimida por su madre; por lo que fue necesario realizar un proceso de disociación de las palabras y experiencias asociadas a emociones negativas; una vez realizada esta liberación procedí a reprogramar a través de técnicas de visualización y proyección sobre la atracción del dinero, introduciendo a su vez sensaciones de bienestar, reevaluando así el concepto que su madre y las determinadas situaciones familiares le imprimieron con relación al dinero.

 

Meses más tarde posterior a esta sesión, Alberto me envió un mensaje a través de correo electrónico dándome las gracias, en el cual textualmente me decía: que no sabía que había hecho yo en esa terapia, pero que después de esa sesión su negocio estaba avanzando y por consiguiente también su economía.

Otros caso es el del joven Juan Esteban quien tenía dificultades para el estudio, al pedirle en hipnosis que se ubicara en el origen del bloqueo, manifestó estar en un recuerdo cuando tenía 6 años y su mamá le estaba enseñando a leer con una correa en la mano, lo que hizo que el niño asociara el estudio con algo temerario y por consiguiente tuviera conductas de ansiedad y rechazo hacia el aprendizaje escolar. Se realizó un proceso de disociación de la emoción con la experiencia negativa, y se reprogramo con los recursos y herramientas que él considera motivantes para avanzar en su proceso estudiantil.

El objetivo de la hipnosis para reprogramar es ir directamente al subconsciente donde se encuentran registrados todos los eventos y/o experiencias que han creado sistemas de creencias subconscientes que no permiten avanzar positivamente, para disociarlas y actualizar los programas mentales con nuevos contenidos mediante visualización y lógica incuestionable, que permitan lograr cambios de pensamientos, sentimientos, conductas, hábitos y por consiguiente cambios en el carácter para enfrentar situaciones de manera mas exitosa.

Llámanos o escríbenos:

(+57) 3233247956 o escrí 

© 2013

Jader Núñez - Sánate con Hipnosis